0
Mi cesta

Total:0,00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00
Seleccionar página

¿Qué significa “INCI”? Aprende a interpretar el etiquetado de los cosméticos.

Cuando leemos la etiqueta de un producto cosmético es frecuente encontrarse con las siglas INCI. Es fácil deducir que se refieren a los ingredientes de un producto pero ¿qué significan esas siglas? Y lo que es más importante: ¿sabemos interpretar la composición de un cosmético?

INCI son las siglas de International Nomenclature of Cosmetic Ingredients. Es decir Nomenclatura Internacional de Ingredientes de Cosméticos. Esto significa que todos los ingredientes empleados en cosmética tienen una denominación común internacional que los identifica perfecta e inequívocamente en cualquier lugar del mundo. Esta nomenclatura afecta a todos los cosméticos sean productos de cosmética natural o de cosmética convencional. De esta manera no hay posibilidad de error.

Resuelta la primera duda que nos planteábamos, queda seguramente lo más interesante y útil por conocer: cómo se lee la etiqueta de un cosmético. Porque existen normas que estipulan en qué orden se enumeran los componentes de las fórmulas y cómo se tienen que identificar algunos de sus ingredientes (… el tamaño de la letra no está regulado, así que poder leer una etiqueta sin dificultades o tener que usar gafas, lupa o dejarse la vista leyendo la composición de un producto es cortesía del fabricante…).

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los ingredientes se ordenan según la presencia que tengan en la fórmula. Los que aparezcan en mayor proporción irán al principio y los que estén en cantidades más pequeñas aparecerán al final aunque no es obligatorio indicar en qué porcentaje se encuentra cada uno. Por ello generalmente el agua suele ser el primero. Sin embargo, cuando las concentraciones son inferiores al 1%, ya no es necesario seguir el orden descendente sino que se enumeran, sin un orden determinado, después de los ingredientes que aparecen en mayor proporción.

El idioma para denominar los ingredientes es el inglés, tanto ingredientes de síntesis química como ingredientes naturales. Cuando en la composición se incluyen sustancias de origen vegetal, se indica el nombre científico de la planta de la que proceden, que es en latín, y se acompañan de las palabras water, oil, butter, wax, etc. para indicar que tipo de ingrediente es: hidrolato, aceite, manteca, cera, etc

Cuando los ingredientes naturales provienen de agricultura ecológica, el nombre del ingrediente va acompañado de un asterisco.

Al final de las fórmulas suelen aparecer las siglas CI seguidas de cinco números. Son colorantes. Las siglas significan Color Index. Todas las sustancias empleadas como colorantes están recogidas en un listado y cada una de ellas tiene un código.

Otro aspecto importante, sobre todo desde hace unos años en los que se ha desarrollado la nanotecnología, es que si algún ingrediente se presenta en forma de nanomateriales se debe indicar con el término “nano”.

Dos términos que suele aparecer muy frecuentemente en los INCI son: parfum y fragance. Ambos se refieren a lo mismo, resulta bastante evidente, se refieren a las fragancias de los productos. Estas pueden estar constituidas por muchos ingredientes diferentes y, sin embargo, aparecer en la composición simplemente como parfum o fragance, como ya hemos dicho. Un problema bastante común en el uso de cosméticos es el de la alergia a los perfumes. Por ello existe un listado de ingredientes que se emplean para aportar aromas al producto y que son alergénicos (son 26), y si en el producto se emplea alguno de ellos, debe aparecer obligatoriamente en su composición si se encuentran por encima de determinadas concentraciones dependiendo de si el cosmético necesita un aclarado posterior o no.

Un tema muy actual es el de los parabenos. Son conservantes seguros si se utilizan a las concentraciones permitidas. Figuran al final de las fórmulas. Actualmente solo hay cuatro permitidos: methylparaben y ethylparaben (máximo 0,4% si van solos o 0,8% si se mezclan) y butylparaben y proylparaben (máximo 0,14% solos o mezclados). Están prohibidos en los productos que se utilizan en la zona del pañal y se recomienda no utilizarlos en fórmulas que van a permanecer en la piel durante horas, en mujeres embarazadas y niños menores de tres años.

Los parabenos son unos de esos ingredientes que actualmente están en el centro de la polémica, como las siliconas y otros derivados del petróleo. Si buscas una cosmética libre de estos productos, la cosmética natural, ecológica y vegana es tu opción (conoce más acerca de la cosmética natural y ecólogica).

Como veis en el mundo de la cosmética existe un gran control y regulación. No olvidemos que son productos que están en contacto con la piel y pueden originar reacciones no deseadas. Podéis encontrar más información en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Por último, recomendaros adquirir los productos de cosmética siempre por un canal oficial y si se hace por internet, asegurarse de que el sitio web corresponde a un establecimiento regulado y de confianza. En farmacia, como en la Farmacia Calvo Rojo, encontraréis siempre cosméticos autorizados y adaptados a la normativa vigente.

¿Os ha sido útil el post? ¿Ha resuelto vuestras dudas? No dudéis en comentarnos qué os ha parecido.