0
Mi cesta

Total:0,00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00
Seleccionar página

Propósitos de Año Nuevo (y IV): Ejercitar la mente.

Para acabar los con los propósitos de Año Nuevo, vamos a hablar de uno que suele olvidarse y que no es menos importante que los anteriores. Hemos visto que es fundamental dejar ciertos hábitos y adquirir otros como cuidar nuestra alimentación y hacer ejercicio regularmente, para tener un cuerpo sano, pero ¿qué pasa con nuestra mente? ¿por qué no nos acordamos de ejercitar también nuestro cerebro?

Hasta hace unos años se pensaba que las células del sistema nervioso no tenían capacidad de regeneración. Con la edad el número de neuronas se reducía y se iban perdiendo facultades. Algunos estudios comprobaron que esto no era así; se podían formar nuevas conexiones neuronales en la edad adulta. Por eso es importante mantener el cerebro activo ya que se reduce el riesgo de desarrollar enfermedades como la demencia y el Alzheimer. En este último caso, el haber ejercitado el cerebro puede disminuir los efectos de la enfermedad en caso de padecerla.

Para mantener la mente activa es necesario realizar actividades que la estimulen para que la memoria, la concentración, el razonamiento y todas las funciones cognitivas de nuestro cerebro se mantengan en óptimas condiciones y se pueda evitar en lo posible la pérdida de memoria asociada a la edad.

¿Qué podemos hacer para estimular nuestro cerebro? Ya conocemos las ventajas de hacer pasatiempos como crucigramas, sopas de letras, sudokus…pero también hay actividades que podemos realizar en nuestra vida cotidiana. Leer, escribir, aprender algún idioma nuevo, apuntarse a clases de algún instrumento de música, pintar, ir al cine o al teatro o visitar museos y exposiciones mantienen la actividad de nuestra mente y evitan el deterioro cognitivo. Algunos expertos recomiendan una hora diaria de dedicación específica a la actividad mental. Como es conveniente realizar varios tipos de actividades e ir alternándolas para que sean estimuladas distintas áreas cerebrales y todas las funciones se vean reforzadas, se puede ir cambiando cada día la actividad para que sea más ameno y eficaz.

Otro factor muy beneficioso para estimular nuestra mente es la vida social. Salir con amigos, participar en actividades de grupo o estar integrado en nuestro entorno es muy favorable ya que se refuerzan facultades como la memoria, el lenguaje, la empatía y la capacidad de planificación y organización. Hay que evitar el aislamiento y la falta de contacto con familiares, vecinos o amigos.

Como veis no son tareas complicadas y en algunas ocasiones coinciden con lo que nos proponemos hacer cuando empieza el nuevo año. Porque, ¿quién no se ha propuesto al empezar el año quedar más con los amigos? ¿O dedicar más tiempo a la lectura o a alguna actividad que nos gusta? Con poco tiempo al día podemos conseguir beneficios en nuestro sistema nervioso a la vez que nos relajamos y nos sentimos mejor; más animados y optimistas.

En la Farmacia Calvo Rojo somos conscientes de los beneficios de mantener la mente activa a cualquier edad, tanto de salud como sociales. Por ello os animamos a emplear un rato al día en actividades que estimulen vuestro sistema nervioso y vuestras relaciones sociales. Clases de pintura o música, visitas a museos, talleres de escritura o sencillamente disfrutar de la lectura pueden ser entretenidas, relajantes y saludables.

¿Os habéis propuesto empezar alguna actividad este año? ¿Ya tenéis alguna afición que os ayuda a mantener vuestro cerebro activo? ¿Con qué frecuencia la practicáis? Contadnos vuestras experiencias y preguntadnos vuestras dudas.