0
Mi cesta

Total:0,00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00
Seleccionar página

Propósitos de Año Nuevo (III): Hacer ejercicio.

Otro de los propósitos de Año Nuevo por excelencia es el de hacer ejercicio. Los gimnasios notan un aumento de demanda, se compran más artículos deportivos y parece que es el complemento ideal a los otros propósitos de año nuevo que hemos nombrado en las entradas del blog anteriores: hacer dieta y dejar de fumar (enlace). Pero al igual que las dietas no son efectivas, sino que se deben instaurar unos correctos hábitos alimenticios todo el año, los beneficios de hacer ejercicio tampoco se notan si solamente lo hacemos en enero y sin una frecuencia adecuada.

¿Cuánto ejercicio debemos hacer? ¿De qué tipo? ¿Qué beneficios nos aporta? Es importante el tiempo que dedicamos a hacer ejercicio y el tipo de actividad que realizamos ya que si no se hace de forma adecuada pueden producirse lesiones y otros problemas.

Se recomienda realizar unos 150 minutos de actividad física a la semana repartidos en cinco días. El ejercicio depende del estado físico de la persona, se debe empezar por actividad moderada e ir aumentando progresivamente la intensidad según vaya mejorando el rendimiento.

En cuanto a los beneficios de la actividad física podemos decir que no sólo ayuda a la prevención de enfermedades sino que es muy recomendable por sus efectos a nivel psicológico.

Entre los beneficios sobre la salud podemos destacar:

  • Control del peso: para mantener el peso hay que equilibrar las calorías que se ingieren con las que se gastan mediante el ejercicio, por lo que realizando una actividad física adecuada es más sencillo para controlar el peso.
  • Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares: el ejercicio físico fortalece el corazón y mejora la circulación sanguínea por lo que el riesgo de padecer enfermedades del corazón baja. También ayuda el que disminuyan los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre y mejore la presión sanguínea.
  • Reduce la glucosa sanguínea: además de bajar los niveles de glucosa en sangre, mejora la resistencia a la insulina por lo que ayuda a controlar la diabetes tipo 2.
  • Fortalece los huesos y músculos: la pérdida de masa ósea se ve disminuida con el ejercicio físico. Además, aumenta el tono muscular y la fuerza. Con ello se disminuye el número y gravedad de las caídas. También proporciona flexibilidad a las articulaciones facilitando la movilidad.

Como decíamos realizar ejercicio físico no solo tiene beneficios en el cuerpo, también los tiene en la mente. Los efectos psicológicos que tiene son:

  • Reduce la ansiedad: durante el ejercicio físico se liberan endorfinas que mejoran el estado de ánimo. También puede reducir el riesgo de padecer depresión así como combatir el estrés.
  • Dormir mejor: aquí influye el cansancio físico del ejercicio y la relajación mental que produce la actividad física. Se concilia mejor el sueño y éste es más largo.
  • Mejora la memoria y previene el deterioro congnitivo: con el ejercicio se estimula la formación de conexiones neuronales.
  • Mejora la autoestima: tener un mejor estado de ánimo favorece que nos encontremos mejor con nosotros mismos. También ayuda a mejorar las relaciones sociales y nos proporciona una sensación de bienestar que nos ayuda en nuestro día a día.

(Te contamos más acerca de todos los beneficios de la práctica de actividad física en esta entrada de blog realizada por nuestra entrenadora personal de cabecera.)

Es verdad que pasar del sedentarismo a hacer ejercicio regular cuesta trabajo y da pereza al principio. Pero cuando se adquiere la rutina y se notan los beneficios que aporta se establece como un hábito imprescindible en nuestra vida.

De la misma manera que para dejar de fumar y seguir una dieta es más que recomendable ponerse en manos de un profesional cualificado, también lo es en caso de hacer ejercicio. Seguir un programa supervisado por un profesional hará que aumente la eficacia de nuestros esfuerzos, también será capaz de enseñarnos la técnica correcta para realizar nuestra actividad, lo que reducirá el riesgo de lesiones. Ambos aspectos harán más fácil que adquiramos y mantengamos el hábito del ejercicio.

Desde la Farmacia Calvo Rojo os animamos a empezar el año cumpliendo este propósito para mejorar vuestra salud. Además, es especialmente importante en niños ya que el sedentarismo infantil se está convirtiendo en un grave problema que puede tener consecuencias en el futuro.

¿Hacéis ejercicio habitualmente? ¿Qué ejercicio realizáis?¿Con qué frecuencia? ¿Os ha ayudado para dejar de fumar o combatir el estrés? Contadnos vuestras experiencias y consultadnos vuestras dudas.