0
Mi cesta

Total:0,00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00
Seleccionar página

Juntos protegidos: ¡las vacunas funcionan!

Ruth Gil-Prieto es Catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública y Directora Académica de Cooperación al Desarrollo de la Universidad Rey Juan Carlos.

Como cada año, la última semana de abril celebramos la Semana Mundial de la Inmunización. Se trata de una iniciativa promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la que se insta a las instituciones, universidades, organizaciones, empresas y profesionales sanitarios a promover la vacunación con el fin de proteger a las personas de todas las edades frente a las enfermedades infecciosas. Este año, el lema es “Juntos protegidos: ¡las vacunas funcionan!”

La vacunación es una de las intervenciones sanitarias más exitosas y rentables conocidas. Se estima que se salvan entre 2 y 3 millones de vidas anualmente en el mundo gracias a las vacunas.

Aunque bien es cierto que las vacunas se administran mayoritariamente a los niños, no debemos olvidarnos de la importancia de la vacunación en el adolescente y en el adulto; en el viajero, en el paciente crónico o en la embarazada.

Las vacunas nos acompañan toda la vida. Incluso desde antes de nacer. La medida de administrar durante el embarazo la vacuna dTpa (difteria, tétanos y tosferina) a las madres para proteger al neonato tras el parto, ha hecho desaparecer prácticamente los casos de tosferina en los menores de 4 meses.

Logros tan increíbles como la erradicación de la viruela o la reducción en más del 99% de los casos de polio a nivel mundial han sido conseguidos gracias a la vacunación. Pero no podemos bajar la guardia, los últimos brotes de sarampión o difteria, son una prueba de ello. En la región europea de la OMS, donde somos unos privilegiados en cuanto a la disponibilidad y accesibilidad a vacunas, hemos pasado de poco más de 5.000 casos de sarampión en 2016 a más de 82.000 en 2018 debido a la disminución en las coberturas de vacunación de la vacuna triple vírica.

Las vacunas son productos seguros, que salvan vidas, te protegen a ti, a los tuyos y a los que tienes alrededor. Si conseguimos buenas coberturas vacunales se puede conseguir incluso la protección de aquellos que no pueden vacunarse frente a algunas enfermedades porque tienen alguna contraindicación o reciben tratamientos inmunosupresores, ya que se benefician de la disminución de la circulación de la enfermedad en la población.

Por último, no querría olvidar el concepto de “One Health” (“Una Sola Salud”) que surgió hace 12 años como una estrategia mundial para aumentar la comunicación y la colaboración interdisciplinar en el cuidado de la salud de las personas, los animales y el medio ambiente, entendiendo que todas están ligadas entre sí. En más del 40% de los hogares españoles se convive con un animal y aproximadamente un 60% de los patógenos humanos son de origen animal (zoonosis). El cuidado de la sanidad animal es también fundamental para el mantenimiento de la salud pública.

Por todo esto, vacuna a tus hijos e hijas, vacuna a tus mayores, vacúnate tu y vacuna a tu mascota.

Y si tienes dudas, pregúntanos.

Juntos protegidos: ¡las vacunas funcionan!