0
Mi cesta

Total:0,00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00
Seleccionar página

Eco, Bío & Vegano ¿Qué son?

Eco, bío, vegano, orgánico, ecológico, cosmética natural… Actualmente nos llegan a través de los medios muchos términos pero aunque intuimos lo que pueden significar, acaban haciéndonos un lío. Vamos a ver si podemos aclararlo, ya que en nuestra farmacia queremos dar protagonismo a este tipo de productos y queremos que tengáis claro lo que significan.

Los productos naturales son aquellos en los que sus ingredientes son de origen natural, es decir que no provienen de síntesis química o que si han requerido algún proceso de transformación la materia prima de la que provienen es natural.

Los términos eco, ecológico, bío y orgánico son sinónimos. Hacen referencia a alimentos y productos dietéticos que deben ser certificados como tales para poder anunciarse de esta manera.

Los ingredientes de los productos bío han de ser producidos de forma sostenible, sin productos químicos añadidos y sin ser modificados genéticamente. Así, en la agricultura ecológica, no se usan semillas o plantas transgénicas, no se utilizan pesticidas ni herbicidas sintéticos y como fertilizante se emplea compost. En ganadería, las granjas ecológicas deben tener un número limitado de animales, cuidar su alimentación con pienso ecológico y tener un control muy estricto del uso de medicamentos.

Entonces, si todo hace referencia a lo mismo ¿por qué hay tantas palabras para designarlo? Pues simplemente por la utilización de un término u otro según el país. En España suele usarse más el término eco o ecológico, en los países anglosajones, orgánico y en otros países europeos, bío. Sí que es cierto que de forma inconsciente tendemos a asociar la palabra eco con el medio ambiente y bío, con la salud por lo que puede que éste sea la causa de la confusión.

En el caso de la alimentación está regulado el uso de los términos eco, bío orgánico, etc. En cambio no ocurre lo mismo en el caso de la cosmética y la fitoterapia (descubre más acerca de la cosmética eco, bío & vegana). Debido a ello han aparecido organismos independientes que, para estos productos de cosmética natural y/o ecológica, certifican que son fabricados bajo estrictas normas, otorgándoles sellos distintivos. Podéis encontrar más información sobre ellos en certificados y sellos eco, bío & vegano.

El término vegano hace referencia a algo un poco diferente. Hace referencia al veganismo: una forma de vida que consiste en no utilizar ningún producto de origen animal, ni ningún producto que haya requerido del aprovechamiento de animales de ninguna manera. Los motivos son principalmente éticos y medioambientales.

¿Tiene alguna ventaja el uso de estos productos frente a otros? Nosotros creemos que sí. Te enumeramos algunas de sus ventajas.

  • Eliminan el uso de químicos sintéticos como parabenos, ftalatos y bisfenoles. Sustancias cuya seguridad está en entredicho por su toxicidad.
  • Eliminan en todo lo posible el uso de cualquier ingrediente y aditivo químico sintético evitando problemas de hipersensibilidad y alergenicidad
  • Son productos más sostenibles, pues sus fabricantes están comprometidos con el uso de energías renovables en su producción.
  • Intentan evitar el uso de plásticos en embalajes y usar materiales reciclables y reciclados.
  • Muchos de ellos no llevan ingredientes de origen animal y no están testados en animales.
  • Los ingredientes y materias primas de los productos ecológicos han de ser obtenidos bajo normas de comercio justo.
  • Los fabricantes de estos productos están comprometidos en proyectos sociales de distinta índole.

Tenemos así definidos los términos que dan nombre a nuestra sección eco, bío & vegano, pero sobre estos estos productos aun hay más que tener en cuenta. Te lo contamos.

En la cosmética vegana no se utiliza ningún ingrediente de origen animal (ceras, lanolina, etc). Solo aquello de origen vegetales y minerales. Os preguntaréis por tanto ¿Es la cosmética vegana siempre natural?

Dados los propios principios del veganismo, de forma general van a evitar productos e ingredientes de síntesis química y van a tender usar a productos naturales ecológicos.

Sin embargo en ocasiones no es posible sustituir un ingrediente de origen animal por otro natural mineral o vegetal. El caso más típico es el color rojo carmín que se consigue a partir de la cochinilla, en caso de querer sustituirlo sólo queda la opción de un químico sintético. Por ello en estas ocasiones los cosméticos veganos no consiguen certificarse naturales o ecológicos.

Otra consideración es que estas certificaciones de las que hablamos no son gratis es por ello que un laboratorio puede elaborar cosmética natural y/o vegana y no estar certificada, pues aunque cumpliría las condiciones para poder certificarse no le sale rentable.

Como veis, todo está muy relacionado pero existen pequeñas diferencias que pueden llevar a confundirnos si la información que se nos da o los etiquetados de los productos no son claros. Qué tengáis todo la información a mano y lo más clara posible es algo fundamental para nosotros y lo vamos a mantener en proceso de mejora continua.

En la tienda, cuando un producto esté certificado, se reflejará en su ficha con la presencia del sello que lo acredita. Si el fabricante declara su condición de natural, ecológico o vegano, será clasificado como tal y se también se indicará en su ficha.

Además siempre trataremos de que los ingredientes del producto estén en su ficha para que tanto si está certificado, como si lo declara el propio fabricante, como si no se dan ninguna de estas circunstancias, podáis comprobar por vosotros mismos su composición.

Desde este blog os iremos informado, en distintos post monográficos, de marcas, productos, ingredientes, sellos y certificaciones, para que conozcáis un poco mejor la sección eco, bío & vegano y sus marcas.

Ahora contadnos vosotros ¿Qué productos naturales, ecológicos y/o veganos os gustaría encontrar en nuestra tienda?¿Qué sellos o certificaciones os gustaría conocer más en profundidad?¿Sobre qué ingredientes naturales os gustaría que hablásemos?