0
Mi cesta

Total:0,00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00
Seleccionar página

Día mundial sin tabaco 2019: Tabaco y salud pulmonar

El 31 de mayo la OMS celebra el Día Mundial sin Tabaco. Este año la campaña “Tabaco y salud pulmonar” pretende dar a conocer los problemas que puede ocasionar el tabaco en nuestro sistema respiratorio, bien por fumar o bien por inhalar el humo del entorno.

Las consecuencias de la exposición al humo del tabaco en nuestros pulmones pueden ser variadas. Las principales son:

  • Cáncer de pulmón: fumar es la principal causa del cáncer de pulmón. También la exposición al humo aumenta las probabilidades de desarrollar la enfermedad.
  • Enfermedades respiratorias crónicas: el tabaco es el principal factor que origina la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica). Además agrava otras enfermedades como el asma.
  • En niños: los bebés expuestos en el útero materno a las toxinas del tabaco tanto si es porque la madre es fumadora como si es porque ésta inhala el humo de otros fumadores, suelen tener un menor desarrollo pulmonar. El tabaco también afecta a los niños que crecen en un ambiente con presencia de humo de tabaco ya que suelen presentar más problemas respiratorios.
  • Tuberculosis: el tabaco puede desencadenar infecciones latentes de tuberculosis así como empeorar el desarrollo de la enfermedad.
  • Contaminación atmosférica: el humo del tabaco contamina el aire que respiramos pudiendo dar lugar a problemas respiratorios, algunos de ellos muy graves.

La OMS pretende concienciar de estos problemas a la población para que se reduzca el consumo de tabaco. Dejar de fumar puede disminuir de forma considerable la probabilidad de desarrollar cáncer de pulmón. También puede mejorar los síntomas del asma y retrasar la aparición del la EPOC. Estos beneficios se observan en fumadores y en personas no fumadoras pero que inhalan el humo del tabaco de forma continua. Es por ello que la campaña pretende informar de los riesgos asociados al tabaquismo y fomentar que se adopten medidas para reducir el consumo de tabaco. Este llamamiento va destinado tanto a los gobiernos como a la población, especialmente a los padres para proteger a los niños de los daños originados por el humo del tabaco.

Desde la Farmacia Calvo Rojo queremos animar a los fumadores para que se planteen dejar este hábito que tanto daño produce a la salud. El proceso puede ser duro al principio pero los beneficios que se obtienen compensan esos momentos. Y como se ha visto, esta mejora también se extiende a los que conviven con el fumador.

La adicción al tabaco es en ocasiones muy fuerte por lo que no siempre es fácil dejar de fumar sin algún tipo de ayuda. El síndrome de abstinencia que se experimenta al dejar de fumar es difícil de resistir en algunos casos. Para combatirlo se suele recurrir a productos que contienen nicotina. Tienen distintas presentaciones: parches, chicles y comprimidos para chupar. El fundamento es ir reduciendo progresivamente la cantidad diaria de nicotina para minimizar los síntomas del síndrome de abstinencia hasta que no se necesite ningún aporte de nicotina. Es como ir reduciendo paulatinamente el número de cigarrillos diarios pero eliminando todas las sustancia nocivas que acompañan a la nicotina en el tabaco: alquitranes, monóxido de carbono, nitrosaminas, arsénico, cadmio, formaldehido, ácido cianhídrico, benceno, tolueno, amoniaco e incluso sustancias radiactivas.

También existen medicamentos que ayudan en el proceso de deshabituación tabáquica. Deben ser prescritos por un médico ya que se debe valorar si el fumador puede tomarlos. Son medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso y que, como cualquier medicamento, tiene contraindicaciones y efectos secundarios.

En cualquier caso, proponerse dejar de fumar es la mejor decisión que podemos tomar para mejorar nuestra salud y la de los que nos rodean. Si ya lo habéis hecho, ¡enhorabuena! Y si estáis en el proceso de dejar el tabaco o todavía tenéis dudas ¡ánimo! Vuestra salud os lo agradecerá.

Fuente: OMS.