0
Mi cesta

Total:0,00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00
Seleccionar página

Descubre la cosmética natural en Farmacia Calvo Rojo

Cuando oímos hablar de cosmética a todos se nos viene la la cabeza la imagen de maquillaje, barras de labios, sombras de ojos…pero la cosmética incluye muchos más productos que los utilizados para mejorar el aspecto.

Según el Reglamento Europeo 1223/2009 un producto cosmético se define como toda sustancia o mezcla destinada a ser puesta en contacto con las partes superficiales del cuerpo humano (epidermis, sistema piloso y capilar, uñas, labios y órganos genitales externos) o con los dientes y las mucosas bucales, con el fin exclusivo y principal de limpiarlos, perfumarlos, modificar su aspecto, protegerlos, mantenerlos en buen estado o corregir los olores corporales.

Basado en esta definición, cosmético incluiría maquillaje, champús, desodorantes, geles de ducha… El abanico de categorías se amplía bastante.

Desde hace unos años está empezando a surgir un tipo de cosmética llamada natural que se contrapone a lo que hasta ahora se podía encontrar tradicionalmente en farmacias. Estos productos cosméticos están mayoritariamente compuestos por sustancias naturales y evitan en la medida de lo posible los ingredientes de síntesis química. Se intenta con ello conseguir productos menos agresivos para la piel y además más respetuosos con el medio ambiente ya que en muchas ocasiones son también cosméticos ecológicos, es decir que los ingredientes naturales son o derivan de agricultura ecológica.

¿Qué diferencias hay entre un cosmético natural y uno convencional? Os indicamos a continuación las principales:

Conservantes: en la cosmética convencional se emplean parabenos, fenoxietanol, formaldehidos, triclosan…que pueden ser irritantes para la piel. En los cosméticos naturales se emplean conservantes de origen vegetal o naturales.

Colorantes: en los productos de cosmética convencional son artificiales o sintéticos. En la cosmética natural son pigmentos de origen animal, vegetal o mineral (o no se emplean colorantes).

Perfumes: en la cosmética convencional suelen ser sustancias de origen sintético que a veces se asocian a dermatitis, alergias, molestias oculares y otras reacciones adversas de carácter leve. En la cosmética natural los aromas de los preparados se elaboran con aceites esenciales, también es frecuente que no lleven perfumes ni aromas añadidos. En estos casos dado que sus ingredientes son vegetales el aroma lo aportan los propios ingredientes.

Detergentes: en la cosmética convencional se emplean tensioactivos que pueden irritar la piel y contaminar el medio ambiente. En las formulaciones naturales, los tensioactivos son de origen vegetal (coco, azúcar…), que en general son más suaves.

Aceites: en la cosmética convencional los aceites empleados suelen proceder de derivados del petróleo (parafinas, vaselinas, siliconas…) por lo que pueden irritar la piel y además son contaminantes del medio ambiente. También son bastante oclusivos por lo que impiden la correcta respiración de la piel. En cosmética natural se emplean aceites y mantecas vegetales y ceras siendo más respetuosos con la con la piel y además biodegradables.

¡Ojo! Que un cosmético natural sea menos irritante o agresivo para la piel que uno convencional no excluye el hecho de que pueda producir una reacción alérgica. Cualquier sustancia puede ser un alérgeno, tanto si es de origen natural como de síntesis química. Conviene tenerlo en cuenta para evitar decantarse por una u otra opción en base a una idea equivocada.

También hay que indicar que la cosmética natural no se prueba en animales. A veces, como en la cosmética vegana, suma el no contener ningún ingrediente de origen animal. Es conveniente apuntar que en la Unión Europea no se comercializan cosméticos testados en animales desde 2013 aunque hay algunas excepciones (que ya comentaremos en otro post) y que no se dan en la cosmética natural.

Por último, es importante destacar que todos los productos cosméticos tanto naturales como convencionales deben cumplir con la normativa vigente, en este caso el Reglamento Europeo 1223/2009. Esto incluye los controles de seguridad, regulación de ingredientes, cosmetovigilancia… La seguridad está garantizada en cualquier caso.

En la Farmacia Calvo Rojo hemos hecho un espacio importante a los productos eco, bío & veganos y por supuesto eso incluye los cosméticos, porque nos gusta su filosofía de productos más ecológicos y sostenibles. En la tienda online de Farmacia Calvo Rojo encontrarás productos de ambas opciones para que puedas elegir la que más te guste o la que mejor se adapte a tus necesidades, pero te animamos a que pruebes la cosmética eco, bío & vegana. Así que no dudes en consultar nuestro catálogo o ponerte en contacto con nosotros si tienes alguna duda.

Ahora contadnos vosotros si conocías ya la cosmética natural y cómo es vuestra experiencia con ella ¿La habéis probado?¿Qué tipo de cosmético?¿Qué resultados os ha dado?