0
Mi cesta

Total:0,00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00
Seleccionar página

Comidas navideñas sin digestiones pesadas

Casi tenemos aquí las fiestas navideñas y por experiencia de años anteriores todos nos mentalizamos para lo que eso supone: compras, prisas y alguna que otra aglomeración, pero sobre todo reuniones con amigos y familiares… y comida en todas en ellas. Ya contamos con que algún kilo caerá en este periodo. Comidas de empresa, con amigos, dulces navideños…suponen un reto para controlar el peso. Pero no es ese el único problema que supone para nuestro cuerpo los excesos navideños. También nuestro sistema digestivo sufre en forma de digestiones pesadas, acidez o gases. Generalmente son procesos puntuales y fáciles de tratar pero conviene saber cómo actuar frente a ellos y también cómo evitarlos en la medida de lo posible.

La dispepsia o indigestión es la sensación de dolor en la parte superior del abdomen. Suele ir acompañada de hinchazón, gases y en ocasiones nauseas. Si se produce esporádicamente no es motivo de preocupación. Es un proceso de carácter leve que remite por sí solo. Si es algo que se repite de forma frecuente, es necesario consultar al médico para averiguar la causa y poner el tratamiento adecuado.

Cuando se da de forma ocasional suele estar ligado a comidas copiosas, muy grasas y a un mayor consumo de alcohol. El estómago no se relaja tras la ingesta de alimento y se producen también trastornos del vaciamiento gástrico. Esto hace que aparezcan las molestias que hemos comentado.

¿Cómo se puede evitar sufrir una digestión pesada? ¿Cómo la podemos combatir? Lo más evidente es eliminar de la dieta los factores que nos producen estas molestias: grasas, alcohol o especias así como el exceso de comida. Lo ideal es tener una alimentación equilibrada basada en verduras y frutas, evitando fritos, rebozados y azúcares. Además es recomendable comer sentado, masticando bien los alimentos y evitando tragar aire.

Pero si ya nos hemos pasado con la comida podemos tomar medidas para disminuir los síntomas. Un paseo después de comer puede ayudar (¡pero nunca realizar ejercicio físico intenso!). Si es por la noche, se puede poner una almohada más en la cama para dormir en una posición menos horizontal y evitar así el reflujo. En cuanto a toma de medicamentos o remedios naturales, se pueden preparar infusiones de manzanilla, menta o hinojo para facilitar la digestión y disminuir los gases y la sensación de hinchazón. Para el ardor de estómago se pueden utilizar antiácidos que alivien el dolor del estómago.

Si las digestiones pesadas son habituales y no están relacionadas con comidas abundantes es importante acudir al médico para que valore si hay alguna razón que lo justifique. Puede deberse a la presencia de Helicobacter pylori o úlceras en el estómago entre otras causas.

Desde la Farmacia Calvo Rojo os recomendamos moderación en estas fiestas. Puede resultar complicado, pero cuidando un poco la alimentación se disfrutarán más sin tener estas molestias. Si de todas maneras necesitáis un tratamiento, en nuestra tienda online podéis comprar productos del laboratorio Aboca que os ayudarán. Son Neobianacid para la acidez y Finocarbo para los gases. Ambos son preparados naturales elaborados a base de plantas y procedentes de agricultura ecológica. También El Naturalista dispone de infusiones de manzanilla, muy útiles en estas ocasiones.

¿Tenéis problemas de digestión a menudo? ¿Cómo los combatís? ¿Necesitáis tomar algún tratamiento? Contadnos vuestras experiencias y consultadnos vuestras dudas.