0
Mi cesta

Total:0,00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00
Seleccionar página

Cistitis. Otra dolencia típica del verano.

En verano, debido al cambio de hábitos, es más frecuente que se den más casos de determinadas patologías. Suele haber más conjuntivitis, gastroenteritis y cistitis. Vamos a centrarnos en las cistitis ya que es un problema bastante frecuente en estos meses.

La cistitis es la inflamación de la vejiga y las vías urinarias inferiores. Puede tener múltiples causas ya que puede deberse a otras patologías, al empleo de productos de higiene perfumados, a determinados tratamientos (radioterapia y quimioterapia fundamentalmente) y a agentes infecciosos. Esta última causa es la más habitual. Generalmente los microorganismos que se ven involucrados son bacterias (la más habitual, E. coli). En menor proporción son debidas a virus u hongos.

Las cistitis son más habituales en mujeres ya que la zona anal y la uretra están más próximas que en hombres lo que facilita el que las bacterias anales puedan llegar al aparato urinario más fácilmente. En hombres, las cistitis suelen producirse a partir de los 60-65 años debido a problemas prostáticos.

Los síntomas de las cistitis son:

  • Necesidad frecuente de orinar.
  • Sensación de ardor o dolor al orinar.
  • Orina turbia con olor fuerte.
  • Dolor en la parte inferior del abdomen.
  • En ocasiones puede aparecer sangre en la orina.

La aparición de fiebre puede hacer sospechar de infección de vías urinarias altas.

Se pueden tomar medidas para prevenir en lo posible la aparición de cistitis:

  • Higiene íntima: conviene lavar la zona genital desde la parte anterior a la posterior. Se deben evitar productos o jabones que puedan producir irritación de la zona.
  • Ir al baño de forma regular sin aguantar las ganas. Vaciar la vejiga y limpiar la zona de delante hacia atrás.
  • Cambiar el bañador mojado por uno seco para evitar la humedad en la zona con la proliferación de bacterias que puede producirse.
  • Orinar después de mantener relaciones sexuales para eliminar las bacterias que pueden haber sido arrastradas a la zona de la uretra.
  • Utilizar ropa interior de algodón.
  • Hidratarse bien. Beber abundante agua favorece que se elimine el exceso de microorganismos de las vías urinarias.
  • Evitar el estreñimiento. De esta manera se evita el crecimiento de bacterias en la zona rectal.
    Disminuir la ingesta de café y alcohol ya que son irritantes de la vejiga y pueden agravar los síntomas de picor y ardor de las cistitis.
  • En mujeres con cistitis de repetición se desaconseja el uso de diafragmas y de tampones ya que presionan la vejiga e impiden su correcto vaciado.

En el caso de que se padezca una cistitis hay que acudir al médico para que establezca el tratamiento más adecuado. Además se pueden seguir unas pautas que ayudan a la recuperación:

  • Beber abundante líquido para que se limpien bien las vías urinarias. No hace falta beber mucho de golpe sino beber poco a poco durante el día.
  • Aplicar calor local en la zona baja del abdomen para aliviar el dolor.
  • Evitar el café, el alcohol y el tabaco para no producir más irritación.

Existen tratamientos naturales para las cistitis. Generalmente se emplean como coadyuvantes del tratamiento con antibióticos para evitar recidivas o para prevenir cistitis de repetición. Los más habituales son el arándano rojo americano, la gayuba y la salvia. También pueden utilizarse otros compuestos como la manosa, la vitamina C y probióticos. A veces se pueden encontrar combinaciones de algunos de ellos.

El arándano rojo americano y la manosa impiden que las bacterias se fijen en la mucosa de la pared vesical. El arándano rojo suele combinarse con vitamina C que además de acidificar la orina, aumenta el efecto del arándano.

La salvia contiene ácido ursólico, lo que descongestiona las vías urinarias. La gayuba es un antiséptico urinario y diurético. Ambos suelen combinarse también con el arándano rojo americano.

Los probióticos mejoran la flora intestinal y vaginal disminuyendo la proliferación de bacterias patógenas. También pueden verse asociados al arándano rojo americano.

Desde la Farmacia Calvo Rojo os animamos a disfrutar del verano sin las molestias típicas de las cistitis. Ya sabemos que siempre es mejor prevenir que curar así que tened en cuenta los consejos que os hemos explicado antes y olvidaos de las cistitis.

¿Habéis tenido alguna vez cistitis? ¿Ha coincidido con el verano? ¿Tomáis medidas preventivas? Contadnos vuestra experiencia y consultadnos vuestras dudas.