0
Mi cesta

Total:0,00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00
Seleccionar página

Caléndula. La flor maravillosa.

Estamos viendo que de un tiempo a esta parte en la composición de los cosméticos se está dando gran importancia a ingredientes naturales. El aloe vera, la rosa mosqueta o el aceite de argán están adquiriendo gran protagonismo en la formulación de cremas y lociones. Últimamente a este grupo se ha unido la caléndula. De repente parece que es un ingrediente fundamental en productos para el cuidado de la piel, especialmente de niños. Pero ¿qué propiedades tiene para que sea tan utilizada?

Empecemos por hablar un poco de la planta. La caléndula (Calendula officinalis) es una planta herbácea de la familia de las asteráceas o compuestas. Esta familia se caracteriza por tener inflorescencias llamadas capítulos formadas por multitud de pequeñas flores y rodeadas por una o varias filas de flores liguladas. Las margaritas, los girasoles o la manzanilla pertenecen a este grupo de plantas. Sí, lo que pensábamos que era una flor, es en realidad un conjunto de muchas flores… Cosas de la botánica… Pero sigamos con la caléndula. Es una planta bastante resistente a las temperaturas extremas y a la falta de agua, además de estar en flor gran parte del año. Debido a esto, por su resistencia, por su llamativo color amarillo anaranjado y por florecer durante mucho tiempo, es habitual emplearla en jardinería.

Para acabar con la descripción de la planta podemos hablar de su nombre. La caléndula puede conocerse por otros nombres como maravilla o botón de oro. El término “calendula” de su nombre científico se refiere a las calendas, el primer día de cada mes para los romanos, con lo que se relaciona el nombre con el hecho de que florezca durante muchos meses del año y su frecuencia de floración.

Pasemos ahora a las propiedades de la caléndula y por qué es usada, cómo y para qué.

Desde la antigüedad se ha empleado esta flor como remedio natural debido a sus propiedades: antiséptica, antiespasmódica, emenagoga, colerética, antihemorrágica, cicatrizante, antiinflamatoria y calmante.

Estas propiedades son debidas a que las flores de caléndula tienen gran cantidad de principios activos que la hacen muy atractiva. Contiene un aceite esencial compuesto por distintas moléculas, que es el principal responsable de su capacidad antiséptica. Además contiene también flavonoides, saponósidos, alcoholes triterpénicos, mucílagos, carotenoides y cumarinas.

Debido a su composición y a la propiedades que hemos visto, la caléndula ha sido muy usada tradicionalmente. Por vía interna o tópica. A partir de flores secas se extraían sus principios activos en infusiones, decocciones, tinturas que eran ingeridas para tratar distintos problemas: trastornos de la menstruación, úlceras gástricas o parasitismos intestinales.

Actualmente el uso que más ha permanecido, el más extendido y el que más se recomienda pues es más seguro es el uso tópico. En forma de ungüentos, pomadas, cremas, jabones y geles formulados con extracto de caléndula. Se emplea para el tratamiento de dolencias leves de la piel y mucosas como dermatitis, quemaduras leves y picaduras, escoceduras, dermatitis del pañal e inflamación de piel y mucosas. Este último uso en mucosas lo podemos ver en pastas de dientes indicadas para encías inflamadas o delicadas. Además como la piel de los niños es más fina y sensible que la de los adultos, la caléndula es un ingrediente muy utilizado en productos dermatológicos infantiles.

Weleda es un laboratorio comprometido con el uso de productos naturales y ecológico que posee una completa línea de caléndula. Para niños podéis comprar lociones corporales, gel-champú, aceites, crema del pañal e incluso pasta de dientes. Además existe un jabón de caléndula en pastilla muy útil en viajes y que puede utilizar toda la familia. Por supuesto, todo formulado con ingredientes naturales provenientes de agricultura ecológica y con el sello Natrue, además varios de ellas son aptos para veganos. En la tienda online de la Farmacia Calvo Rojo podéis encontrar la línea de caléndula junto con otros productos del laboratorio Weleda.

Además durante el mes de noviembre los encontrarás en promoción.

¿Conocéis los productos Weleda de caléndula? Animaos a probarlos y descubriréis todos los beneficios para la piel que ofrece esta planta. Y si ya los conocéis, ¿cuál es el que más os gusta? Contadnos vuestras experiencias y consultadnos vuestras dudas.