0
Mi cesta

Total:0,00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00
Seleccionar página

¿Qué beneficios para la salud conlleva la práctica de la actividad física?

Gema Muela Méndez es entrenadora personal y licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte con especialización en Prevención, Intervención y Recuperación Funcional de Lesiones en la Actividad Física y en el Deporte.

Sigue a Gema Muela en:

De todos es conocido que la práctica de actividad física nos aporta a las personas múltiples beneficios para la salud y nuestro bienestar en general. Entre ellos, está la prevención de diversas patologías, tales como la diabetes, osteoporosis o enfermedades cardiovasculares, por mencionar algunas. Por ello, con motivo del Día Mundial de la Actividad Física, que se celebra cada 6 de abril, se pretende concienciar a la población de la importancia de su práctica.

Llevar una vida activa y realizar actividad física de manera regular no sólo nos ayuda a reducir el riesgo de padecer estas y otras afecciones. Además, contribuye a la terapia farmacológica en muchos tipos de cáncer, disminuyendo la fatiga y evitando la pérdida de masa muscular asociada a este tipo de tratamientos.

Otro de los beneficios fisiológicos que tiene la actividad física es la disminución del porcentaje de grasa corporal, lo que nos ayuda en el control de enfermedades como la obesidad. El hecho de comenzar a hacer ejercicio puede ser la semilla que plantar para empezar a crear unos hábitos de vida saludables. La práctica de ejercicio o una dieta equilibrada, sin olvidarnos de descansar de forma adecuada, puedan mejorar y mucho la calidad de vida de una persona.

No obstante, la actividad física también tiene una serie de beneficios psicológicos, pues mejora el estado anímico de las personas, disminuye el estrés y los síntomas de ansiedad. La práctica de ejercicio continua estimula la liberación de diferentes hormonas –como la serotonina, la dopamina y las endorfinas–, que nos generan esa sensación de placer y felicidad, combatiendo así la depresión y mejorando nuestra autoestima.

Además, se ha demostrado que la práctica de actividad física mejora el rendimiento cognitivo y, por consiguiente, los resultados académicos, así como la productividad y eficiencia en el trabajo. Es por ello por lo que cada vez más empresas ofrecen a sus trabajadores facilidades para que puedan practicar ejercicio y mejorar la calidad de vida de sus empleados.