0
Mi cesta

Total:0,00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00
Seleccionar página

Agua micelar: tu todo en uno diario.

Hasta hace unos años limpiar la piel del rostro suponía tener que emplear una loción limpiadora, un tónico o un producto dos en uno. La rutina de limpieza necesitaba de un tiempo que a veces escaseaba o se hacía pesada al tener que emplear varios cosméticos. Surgió entonces un nuevo producto: el agua micelar. Se presentaba como algo que revolucionaría el cuidado de la piel por sus propiedades casi milagrosas. Parecía algo exagerado hablar en esos términos y era de esperar que pasase a ser una opción más a tener en cuenta pero sin destacarse de las demás.

Pues bien, tras el escepticismo inicial hay que decir que el agua micelar ha cambiado la forma de limpiar las impurezas de la piel del rostro y se ha hecho imprescindible en muchos casos. ¿Por qué? Principalmente por ahorro de tiempo y por comodidad.

¿Pero qué es exactamente un agua micelar? Porque el nombre es curioso y a veces difícil de recordar. Hace referencia a las micelas que contiene el producto y que son las responsables de su acción.

Las micelas son estructuras esféricas que pueden formar las moléculas que tienen una parte hidrófila (que atrae y es atraída por el agua) y otra hidrófoba (repele el agua y atrae la grasa). La parte externa de la micela es la formada por todos los grupos hidrófilos (debido a esto, las micelas se disuelven en agua) y la parte interna es la formada por todos los grupos hidrófobos. Este interior es capaz de atraer y disolver la grasa y las impurezas de la piel que no son solubles en agua.

Los moléculas de tensioactivos o surfactantes cumplen esta característica de tener una parte hidrófila y otra hidrófoba. Estos compuestos pueden tener distintas propiedades (detergente, espumante, emulsionante y humectante) y dependiendo de su mayor o menor dispersión en el agua y de su estabilidad para formar micelas su función en una fórmula será una u otra. En el agua micelar se aprovecha su propiedad detergente. Forman las micelas que hacen que el agua micelar pueda eliminar todo tipo de residuos: polvo, contaminación, restos de maquillaje, exceso de grasa, sudor… Además es muy respetuosa con la piel ya que no elimina el manto hidrolipídico que la protege disminuyendo las probabilidades de que se den irritaciones y pudiendo utilizarla hasta las pieles sensibles.

También contribuye a que sea adecuada para todo tipo de pieles el que los tensioactivos que se emplean son más suaves que los jabones normales. Muchas veces son de origen natural lo que favorece que sean muy bien tolerados al ser menos agresivos.

Pero el agua micelar no sólo limpia y desmaquilla sino que también tiene más funciones. A la fórmula se pueden añadir distintos ingredientes que hacen que además tenga acción tonificante, hidratante o calmante. Esto resulta muy útil ya que en un solo paso la piel queda limpia y preparada para el tratamiento posterior.

Como veis el empleo del agua micelar tiene muchas ventajas. Cuando se tiene poco tiempo en un solo paso se puede conseguir una piel limpia, libre de restos de maquillaje, tonificada e hidratada. ¡Sin tener que usar varios productos! Incluso se puede prescindir del desmaquillante de ojos ya que en muchos casos puede emplearse en cara, ojos y labios.

En la Farmacia Calvo Rojo podéis comprar agua micelar para todo tipo de pieles. En la tienda online encontraréis distintas opciones para comprar.

Por un lado el agua micelar ISDIN. Desmaquillante, limpiadora, tonificante e hidratante. Se puede aplicar en cara, ojos y labios. Pueden usarla todo tipo de pieles y está probado dermatológica y oftalmológicamente (incluso en usuarios con lentes de contacto).

y, como no podía ser de otra manera, una opción natural y ecológica: el agua micelar Eau Thermale Jonzac.

El agua micelar Eau Thermale Jonzac está formulada con ingredientes naturales y además contiene un 15% de agua termal. La podéis encontrar en la sección eco, bío & vegano ya que está certificada por Ecocert con el sello Cosmebio. Existen cuatro opciones para poder elegir la más adecuada al tipo de piel.

El agua micelar Jonzac hidrante con agua floral de camomila deja la piel limpia e hidratada. Respeta el equilibrio de la piel y se puede aplicar en cara y ojos.

El agua micelar Jonzac purificadora es ideal para pieles mixtas y grasas ya que limpia, purifica y regula la grasa cutánea dejando una piel limpia y fresca. Contiene agua de hamamelis para conseguir dicho efecto.

El agua micelar Jonzac anti-edad se puede aplicar en cara, ojos y labios. Contiene ácido hialurónico natural que proporciona a las pieles maduras un aspecto rejuvenecido.

El agua micelar Jonzac calmante es muy bien tolerada por las pieles más sensibles. El agua floral de manzanilla reduce las molestias de la sensibilidad cutánea gracias a su acción calmante.

¿Aún no habéis probado las ventajas del agua micelar? ¿No sabéis si será adecuada para vuestra piel? Desde la Farmacia Calvo Rojo os animamos a probarlas y comentarnos qué tal os han ido. Descubriréis sus ventajas en la piel…y en vuestro tiempo.